martes, septiembre 25, 2007

comida catódica

Al final, la mejor opción a la hora de poner fin al zapping frenético termina siendo, siempre, el gourmet. O está Narda, que aun con ese nombre y manipulando riñones o sesos es capaz de hacerte perder el sueño y la razón. O está Mallman, perdido en la estepa patagónica asando corderos o liebres con sólo la ayuda de un fuego y un fierro y un guante: cocina épica-chic. O está el japonés enorme que cocina sushi y habla con ternura y devoción -y seseando- sobre sus pescados, el wok y los aceites, mientras con su mano firme corta trozos de salmón rosado.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

narda es grosa, eh.

Lunita dijo...

che... qué envidia!
invite!!

Lunita dijo...

sí, bueno. Hola, soy lunita.
(ahora nos conocemos) Invite!

CoSmiC GiRl* dijo...

Una manera de acabar con el zapping: dejar algun canal de musica bajito mientras agarras los libros y te pones a estudiar. Hagan la prueba, aunq a mi no me dura mas de unos minutos (estudiar), ja.
Saludos

Anónimo dijo...

Que masa todo tu blox
Cariños
A
pd:la casa musical y el presidente..

mercedes dijo...

A mi me da hambre!! y en la heladera siempre hay un mediolimón que mi mira con cara de "apagá la luz!"