martes, noviembre 21, 2006

focus girl

Hoy le toca ser profesional, clase media alta, esposa de un abogado independiente. Y va a hablar de jugos: si esta fruta fuese un ser humano, ¿sería hombre o mujer?.
Ayer fue madre joven, separada, y habló sobre jabones en polvo. Hace una semana, hija que aún vive con sus padres, de ingresos medios, estudiante universitaria.
Así pasea por oficinas blancas y despojadas; se deja ver a través de los espejos traslúcidos de la cámara gesell y se junta con mujeres, desconocidas hasta entonces, a hablar sobre temas que nunca se imaginó que iba a hablar alguna vez.
Su vida de chica focus group le da magros resultados, tanto económicos (buen sueldo, aunque con poca estabilidad) como anímicos (hablar con gente distinta, comparar estrategias, aconsejar a las novatas) y materiales (muestras de productos, imanes, blocks para anotar). Sus cambios de profesiones y vidas apenas si la acomplejan: al contrario, nada le tienta más que salir del tedio de su día a día y ser, al menos por minutos, y de palabra, lo que los otros necesitan que sea. Maestra, profesora de inglés, ama de casa, abogada, escritora, desocupada, estudiante de letras, camarera, fotógrafa free lance.

1 comentario:

Aye Mereb dijo...

la vida de la socióloga posmo...pero se le promete la Revolution! quien le dice que un día no la llamen como estudiante crónica militante del PO...Dios nos libre! te prometo seguir en las averiguaciones y contactos, queriiiidaaaaaa