jueves, diciembre 13, 2007

mundodisco

*Me vengo a enterar, de casualidad, como pasa con las cosas que importan, que el escritor inglés Terry Pratchett sufre Alzheimer.
Por suerte, siempre tendremos París o, por lo menos, los libros de Terry.

*Cuando terminamos la primaria mi abuela compró en el Casa Tía de Bariloche cuatro libros de Pratchett y nos lo regaló: uno para cada uno de sus nietos mayores. Martín recibió La luz fantástica, Mati, Ritos iguales. Migui, Mort. A mí me tocó El color de la magia. O al menos así me lo acuerdo ahora.

*Un grosso, Terry.

1 comentario:

de nylon dijo...

Terry es un grosso, sin duda. Tengo en mi cuarto Ritos iguales, con la dedicatoria en verde que escribió la abuela en cursiva, donde claramente se puede leer al principio, también en verde, un "mati".

Vos, de curiosa manera también sos algo grosso, pero con dudas, muchas más ahora desde que se te dio por boicotear a mi blogcito.

abrazo.