lunes, noviembre 05, 2007

lunes

Tengo exactos diez minutos antes de entrar a una soporífera clase en la facultad. Hace veinte minutos tenía, todavía, media hora por delante; hace cincuenta, un hora. Y podría seguir: no es un cálculo muy complicado. La cosa es que tenía que estudiar, y no lo hice. Mientras tanto, en mi tiempo perdido, los vecinos escucharon una hora entera de Bob Marley, lo que no está mal; lo que sí está mal es que hayan escuchado una sola canción del jamaiquino rastafari y entonces yo me tengo que ir haciendo la idea de tener pegada en el hipotálamo "Who The Cap Fit" hasta que llegue la noche y el tiempo y el olvido hagan que cambie de canción por, digamos, el bombón asesino.
Ahora me voy, porque ya pasaron esos diez minutos. Lo que indica que hace veinte minutos faltaban veinte minutos. Los saludo.
"Lot of people would run away.
And who the stock fit let them wear it!
Who the (cap fit) let them (wear it)!"

Y así.

1 comentario:

aye mereb dijo...

y yo, que vengo de un asado, machadita por el día de los parques nacionales, y todavía tengo que preparar la clase de mañana que entro 7.45 (7.45!!!) y tengo que andar como que la tengo clarita...ayyy!!! se pasaron los...dos minutos??