miércoles, octubre 08, 2008

miércoles

También teníamos, en aquella época ahora lejana y difusa de noches con very very importants, un arsenal de palabras inventadas que circulaban entre nosotros y resignificábamos a cada rato. Hoy, ahora, no me acuerdo de muchas. Es más, apenas me acuerdo de dos: coshics y garetón.
***
La primera era todo terreno. Coshics era alguien o algo ridículo; coshics era una frase desubicada, un dibujo mal hecho; coshics era alguna acción que inspirara pena o ternura o las dos cosas juntas; coshics era decir: "soy el más loco del aula", o "parecemos adolescentes". Coshics éramos nosotros, mientras nos hundíamos de a poco en el pantanoso terreno del ridículo.
***
Veíamos sin parar películas de cowboys. Algunas graciosas, como las de Trinity, otras terribles como la de Ulzana, otras épicas, como las de Wyatt Earp, otras incomprensibles, como las de Clint Eastwood. Leíamos Lucky Luke y el teniente Blueberry. Cantábamos I'm a poor lonesome cowboy / And a long long way from home.
***
Y de por ahí viene garetón, la otra palabra. Viene de Pat Garrett, aquel cowboy que primero fue un forajido y después se volvió sheriff para alcanzar finalmente la fama como aquel que mató a Billy The Kid. En algún momento, en alguna película, Pat hace algo heroico, desinteresado, y se va sin más, ante la mirada impávida de los testigos que apenas pueden balbucear: "se fue sin decir su nombre". Garetón, entonces, era eso: ser tan canchero, tan grosso, y después, impertérrito, hacerse el distraído. Meter un gol de chilena, ponele, y levantarte como si nada hubiera ocurrido. Ah, garetón, qué te hacés.

2 comentarios:

Julia dijo...

Inventar palabras era lo más! SAliendome un poco de tema, yo tenía un baile, que hacíamos con mi hermana tiradas en el piso, que se llamaba Chunchuna Villafañe, el baile, no mi hermana. Y el final era abierto, porque una de las dos podía recibir de la otra flores, bombones, o un tiro. Nos causaba mucha gracia. La risa de mi hermana era fabulosa. Buen, recuerdos. Besos, Chino!

san dijo...

Podrias agregar la frase "al sótano", que si mal no recuerdo era de la misma época. La frase venia de ese capitulo de los simpsons donde moe (creo que era moe) luego de no saber que otra funcion cumplia la boca multiuso se mete abajo del mostrador alegando ir al sotano. Nosotro la usabamos casi siempre, cuando alguien quedaba en ridículo, o podíamos invitar a alguien a que vaya al sótano.