jueves, diciembre 07, 2006

tener un clon

*En el bue, hace ya más de un mes, estaba charlando en esos intervalos que se generan entre recitales. De repente, una mano se posa en mi hombro y me abraza. peter, me dice. Hasta que me mira mejor y se da cuenta de que no soy peter, pero me parezco.

*Ayer, en una fiesta, estoy tomando una cerveza mirando para el escenario. Una chica me habla desde atrás. Pedro, me dice. Y me doy vuelta, y se da cuenta. No sos pedro.
Con ocho segundos me alcanza para armar una cadena mental –es decir: me acuerdo del episodio peter en el bue– y le digo: pará, ¿quién es pedro? Porque hace un tiempo ya me dijeron peter.
Pedro, peter, es un chico idéntico a vos. Estudia letras. Son muy parecidos, es impresionante.

*Si alguna vez algún peter, pedro, que estudia letras pasa por acá, bueno, el que esto firma, dicen, se parece a vos.

1 comentario:

Memorias de la cola dijo...

eso es por socializar, no por clones

menos gente y más neurosis che